Principios cruz-roja-imagenes_01 cruz-roja-banner-1 cruz-roja-banners2

Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/cruzroja/public_html/web/modules/mod_twitter_widget_slider/tmpl/default.php on line 13

SNCR

Las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

Como organización verdaderamente mundial, con Sociedades Nacionales en 186 países y más de 97 millones de voluntarios en el plano local, el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja es muchas veces el primero en responder a los desastres, tanto en pequeña como en gran escala. En cualquier nivel de respuesta, sea local, nacional o internacional, la coordinación eficaz de los recursos humanos, financieros y en especie disponibles resulta crucial tanto para los beneficiarios como para los donantes.

Una de las principales funciones de cualquier Sociedad Nacional de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja, como auxiliar de los poderes públicos, es prestar servicios de respuesta a desastres en primera línea. En la respuesta a desastres, las Sociedades Nacionales desempeñan una función asignada por sus gobiernos (con frecuencia legalmente definida), que varía de uno a otro país.

Puede incluir operaciones de búsqueda y rescate, la evacuación de heridos o personas en peligro a causa del desastre, la gestión de refugios, el restablecimiento del contacto entre familiares, la prestación de servicios de ambulancia o la recuperación y evacuación de cadáveres. En la mayoría de las Sociedades Nacionales, los voluntarios están formados en primeros auxilios, de manera que pueden prestar a los heridos de un desastre asistencia que puede salvar vidas.

Además, están capacitados para evaluar los daños y las necesidades de emergencia de la población, determinar quiénes requieren asistencia y organizar las distribuciones de socorro. Pueden también brindar atención de salud y apoyo psicológico.

Alrededor del 80 por ciento de las respuestas de las Sociedades Nacionales a desastres se lleva a cabo en el plano local o nacional y no requiere apoyo regional o internacional. No obstante, cualquiera que sea su alcance y el plano en que se desarrolle, la respuesta de las Sociedades Nacionales se rige por los mismos principios y políticas.

En el plano internacional, las Sociedades Nacionales, cada una dentro de los límites marcados por sus recursos, brindan asistencia a las víctimas de desastres naturales y otras emergencias. Esta asistencia, en forma de servicios y personal, y de apoyo material, financiero y moral, se presta a través de la Sociedad Nacional del país afectado por el desastre y la Federación Internacional.

En el plano comunitario se imparte formación a grupos de voluntarios para que trabajen juntos en equipos comunitarios de respuesta a desastres y brinden asistencia a los damnificados de sus comunidades.

Los equipos nacionales de respuesta a desastres incluyen a personal y voluntarios capacitados de la Sociedad Nacional, muchas veces de diferentes filiales o capítulos, que trabajan con voluntarios de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja en el plano comunitario para asistir a las personas afectadas por el desastre. Incluyen a generalistas y a especialistas en salud, logística, socorro, o agua y saneamiento. Se pueden movilizar a muy corto plazo y están capacitados para trabajar en equipo y apoyar a los capítulos o filiales locales de la Cruz Roja o la Media Luna Roja en su respuesta al desastre.

Unidades regionales de respuesta a desastres

Sobre la base de un proyecto piloto ejecutado en la zona América, la Federación Internacional está desarrollando unidades de gestión de desastres que proporcionarán apoyo operacional y prestarán servicios en la respuesta a desastres y en la preparación para desastres a las Sociedades Nacionales de las diferentes regiones.

Las 35 Sociedades Nacionales de la Cruz Roja americanas poseen una larga experiencia en la respuesta a desastres, pero sus recursos y capacidades acusan grandes variaciones.

Después del tremendo impacto de los desastres naturales ocurridos en esta región a finales de los años 1990, la Federación Internacional estableció como proyecto piloto la Unidad Panamericana de Respuesta a Desastres (PADRU de sus siglas en inglés), con sede en Panamá.

Es una unidad operacional que forma parte de la estructura de apoyo de la Secretaría en América. El principal cometido de PADRU es actuar de brazo coordinador de la respuesta a desastres para las delegaciones.

Además, realiza contribuciones de carácter técnico en la ejecución de programas regionales de preparación para desastres, particularmente en el ámbito de la preparación para la respuesta a desastres.

Desde su creación, PADRU ha desarrollado una importante capacidad en áreas como la formación en respuesta a desastres, la telecomunicación y la logística, y ha respondido (en coordinación con las delegaciones regionales) a más de 17 operaciones internacionales de emergencia en gran escala. PADRU ha sido una impulsora fundamental en el desarrollo del concepto de los equipos regionales de intervención (RIT de sus siglas en inglés) en América, y ha promovido nuevas técnicas de respuesta, como el despliegue estratégico de delegados de gestión de desastres de la Federación y miembros de equipos RIT en países amenazados por huracanes.

Actualmente, PADRU ocupa el lugar central del sistema integrado de respuesta a desastres de la Cruz Roja en América y desempeña un papel fundamental en el suministro rápido y coordinado de asistencia a las Sociedades Nacionales cuando ocurre un desastre.

Equipos regionales de respuesta a desastres (RDRT) o equipos regionales de intervención (RIT)

Los equipos regionales de respuesta a desastres (RDRT de sus siglas en inglés) constituyen un sistema económico de apoyo para las acciones regionales de respuesta a desastres. Su personal está compuesto en su totalidad por miembros de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

El objetivo de estos equipos es promover activamente el fortalecimiento de las capacidades regionales de gestión de desastres.

Un equipo RDRT se compone de voluntarios o personal de Sociedades Nacionales de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja que habitualmente son miembros de sus propios equipos nacionales de respuesta a desastres y están capacitados para trabajar en equipo y brindar asistencia a las Sociedades Nacionales de países vecinos. Incluye un grupo central de personas con conocimientos transversales (salud, logística, agua y saneamiento) y trabajadores de socorro generalistas. La mayoría de ellos posee una amplia experiencia en la respuesta a desastres en su propio país y en el plano regional.

¿Cómo funcionan?

Miembros de Sociedades Nacionales de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja de regiones geográficas definidas reciben conjuntamente formación para constituir un equipo que puede ser desplegado en un plazo de 24 a 48 horas después de un desastre para apoyar a Sociedades Nacionales vecinas en la respuesta al mismo. Algunas regiones son extremadamente extensas, como la región de América Central y el Caribe; otras abarcan tan sólo unos pocos países que muchas veces comparten idioma y cultura. La iniciativa de los RDRT se puso en marcha en 1998 con el objetivo de aprovechar eficazmente las capacidades de las Sociedades Nacionales en cada región.

El plan de formación está normalizado y apunta a que los RDRT sean capaces tanto de apoyar a equipos nacionales de respuesta a desastres como de trabajar con equipos internacionales cuando sea necesario. La formación la organizan las delegaciones regionales de la Federación Internacional, que mantienen una base de datos de los miembros a los que se ha impartido esta formación, y que alertan y despliegan un equipo a solicitud de una Sociedad Nacional. Las delegaciones mantienen preparado material para actuar sobre el terreno, incluidos ordenadores y material de telecomunicación, que movilizan junto con el equipo.

Despliegues

A lo largo de los últimos años se han desplegado RDRT en la mayoría de las regiones, en una amplia gama de emergencias de alta visibilidad, como el tsunami en Asia meridional (2004), la operación en el Sahel y el terremoto en Asia meridional (2005). También se han desplegado en emergencias menos visibles, como las inundaciones en gran escala en Rumania (2005-2006) y los brotes de cólera en Angola (junio de 2006). La Federación Internacional ha desplegado RDRT junto con equipos de evaluación y coordinación sobre el terreno (FACT de sus siglas en inglés) internacionales en grandes operaciones de respuesta a desastres y para realizar evaluaciones en desastres de evolución lenta, como las sequías de alcance regional.

 

Cursos y Talleres

-Primeros auxilios, básico y avanzado. (PA)

-Reanimación cardiopulmonar. (RCP)

-Prevención de Incendios y Manejo de Extintores. (PIME)

-Educación para la comunidad de prevención y preparación ante un desastre. (ECPD)

-Evaluación de daños y análisis de necesidades. (EDAN)

-Primera respuesta a incidentes con materiales peligrosos. (PRIMP)

-Taller de cuerdas.

-Administración de medicamentos.

-Agua y Saneamiento.

-Abstención y asistencia sanitaria.

Talleres para la comunidad

-Primeros auxilios.

-Lesiones comunes.

-Hemorragias.

-Quemaduras.

-Lesiones osteo-articulares.

-Shock.

-Emergencias cardio-respiratorias.

-Transporte de lesionados.

Nuestra Ubicación

Contáctanos

¿cuántos ojos tiene una persona?
Correo:
Asunto:
Mensaje: